Home » Entrevistas » Defendiendo la fe por medio de la razón

Sígueme en Facebook

Defendiendo la fe por medio de la razón

Entrevista concedida a Jesús Rodríguez y Yasmín Oré para su columna en “Religión en Libertad” el 19 de julio del 2017.

Artículo original en Religión en Libertad: http://www.religionenlibertad.com/defendiendo-por-medio-razon-entrevista-dante-58161.htm

1) ¿Cómo comenzaste a hacer apologética contra el ateísmo?

Bueno, lo interesante a este respecto es que yo comencé siendo ateo y, en el contexto de estudiar a fondo los argumentos para destruir la fe, terminé convenciéndome de esa fe tomando la decisión de defenderla racionalmente contra todos aquellos sistemas de pensamiento que había estudiado para destruirla entre los que estaba, por supuesto, el ateísmo. Eso fue antes de empezar la universidad. Durante mi época de estudiante universitario consolidé y “afiné” bastante mis argumentos en conversaciones con compañeros e incluso catedráticos escépticos. A los pocos meses de haber terminado mis estudios tuve un debate formal contra el representante de la Asociación Peruana de Ateos (el video se encuentra completo en dos partes en YouTube con el título “Dios, ¿existe o no existe?: El gran debate”). Este debate se hizo muy conocido y a partir de allí inició lo que podría llamarse mi “actividad pública” como apologista con conferencias, debates, entrevistas, artículos, libros, etc. Todo esto dicho como un resumen muy pequeño pues mi “historia de conversión” la contaré con detalle en el tercer tomo de mis libros de “apologética sistemática”.

2) ¿Cuáles son los máximos exponentes del ateísmo en la actualidad?, ¿cuáles son los argumentos principales que usan?

Si por “máximos exponentes” entendemos “los ateos más conocidos” serían, por supuesto, los llamados “cuatro jinetes del ateísmo”: Richard Dawkins, Christopher Hitchens, Sam Harris y Daniel Dennet. Pero la verdad es que cuando uno lee a esos autores se encuentra con que más que argumentos racionales en contra de propiamente la existencia de Dios se dedican a atacar a la religión o, para ser más exactos, al fanatismo religioso. Por ejemplo, contrariamente a lo que pretende, en su documental La raíz de todos los males (2006) Richard Dawkins no llega a “tocarle ni un pelo” a la religión correctamente entendida, sino que en la práctica solo se está ocupando del fanatismo religioso (al que él llama sin más “religión”). Así que este “Nuevo ateísmo” no tiene mayor sofisticación intelectual a nivel filosófico y cuando intentan dar algún argumento filosófico lo que suele suceder es que simplemente expresan de modo burdo algo que un pensador ateo de siglos atrás ya dijo con mayor rigurosidad y/o elegancia (por ejemplo, gran parte de lo que dice Dawkins -y lo sigo citando como ejemplo porque es el más famoso de los “jinetes”- en su libro El Espejismo de Dios ya lo había dicho muchísimo mejor David Hume, filósofo escocés del siglo XVIII). De otro lado, si por “máximos exponentes” entendemos “los ateos de mayor nivel intelectual”, mencionaría a Jeffrey Jay Lowder, fundador de Internet Infidels, y a Graham Oppy, filósofo australiano. Ellos desarrollan argumentos intelectualmente más sofisticados y son abordados en mi libro ¿Dios existe? Pero, claro, sucede que el ateo promedio de Internet, que sí suele estar familiarizado con el extremadamente básico trabajo de Dawkins, difícilmente se aventura a leer obras como Discutiendo sobre Dioses, de Graham Oppy, que sí exigen un alto nivel intelectual.

3) ¿Qué argumentos son los que sueles enseñar a la gente para que defienda la existencia de Dios?

Pues los que considero filosóficamente más sólidos y profundos: las cinco vías de Santo Tomás de Aquino. Frente a tal respuesta suelo encontrarme con el prejuicio del tipo: “Ah, ese fue un monjecito medieval que ya fue refutado”. Pero cuando alguien me dice eso, suelo responder: “Pues bien, dame una refutación concreta a las cinco vías” y luego de ello en general me es muy fácil mostrarle que Aquino no dijo lo que él cree que dijo, que no está entendiendo correctamente las categorías tomistas, que los descubrimientos científicos que cree que refutan las vías en realidad no las refutan y varias veces más bien las confirman, que está incurriendo en una falacia, etc. Pero, claro, para ello hay que conocer muy bien las cinco vías, entendiendo a fondo todo su contexto y términos, y hoy en día no solo ateos sino muchos creyentes no suelen estar familiarizados con la filosofía tomista. Más bien se toma como referencia a William Lane Craig, filósofo cristiano de tendencia teológica wesleyana. Y sí, el trabajo de Craig es bastante bueno y recomendable. Pero personalmente no lo considero “en la cima” del teísmo, intelectualmente hablando. Hay una enorme diferencia entre solo la primera parte de la Suma Teológica de Aquino y Fe Razonable (e incluso The Blackwell Companion to Natural Theology) de Craig, por ejemplo.

4) ¿Qué libros puedes recomendar sobre la existencia de Dios que tengan argumentos apologéticos? Háblanos un poco sobre tu libro.

Recientemente publiqué en mi página web www.danteaurbina.com un “top 10” con los libros que más recomiendo de apologética teísta. Esquemáticamente podría decir que para una introducción a la apologética recomiendo La Religión Demostrada de Albert Hillaire; para un nivel más avanzado tanto a nivel filosófico como científico, recomendaría Fe Razonable de William Lane Craig; para la cuestión del mal y el sufrimiento, El Problema del Dolor de C. S. Lewis; etc. Pero definitivamente mi recomendación absoluta sería el nº 1 del “top”: la Suma Teológica de Santo Tomás de Aquino (bueno, ya se veía venir con todo lo que dije en mi respuesta a la pregunta anterior). En cuanto a mi libro, ¿Dios existe?: El libro que todo creyente deberá (y todo ateo temerá) leer, que desde su publicación a inicios de 2016 se ha mantenido ininterrumpidamente entre los best-sellers de Amazon de su categoría, creo que la mejor descripción es la que allí consta: “Un amplio y profundo análisis que echa por tierra las falacias y sinrazones de incluso el más refinado e intelectualizado ateísmo refutando detallada y contundentemente a sus principales referentes (Stephen Hawking, Richard Dawkins, Graham Oppy, Jeffrey Jay Lowder, Bertrand Russell, Sebastián Faure, Immanuel Kant, David Hume, etc.). Imprescindible para todo aquel que busque una respuesta intelectualmente sólida sobre el fundamento de la existencia, y en especial para creyentes que busquen un sustento y defensa racional de la fe, agnósticos sinceros en busca de respuestas en uno u otro sentido y ateos intelectualmente honestos que estén dispuestos a aceptar el desafío de cuestionar su propio ateísmo. Este libro no solo reivindica y renueva filosófica y científicamente la profunda visión de las cinco vías de Santo Tomás de Aquino sino que aborda numerosas cuestiones relacionadas con ontología, epistemología, astrofísica, biología, etc. pero todo desde un lenguaje ameno y sencillo”.

5) ¿Tienes pensado publicar nuevos libros sobre ateísmo o te vas a centrar en otros temas de apologética como el protestantismo, las sectas, etc.?

Las dos cosas. En estos meses estaré lanzando un nuevo libro sobre el debate teísmo-ateísmo. Este libro tendrá un formato especial y será no tanto un complemento a mi primer libro (todo lo central de mi “sistema de apologética teísta” ya está allí) sino un muy buen suplemento (se verá cómo se puede aplicar una sólida apologética por escrito “en la práctica” en esquemas de “uno contra todos” frente a personas de creencias sumamente variadas y todo tipo de objeciones). Asimismo, como ya he expresado en diversas ocasiones, mi sistema de apologética “trabaja” en tres niveles consecutivos: si Dios existe, cuál es la religión verdadera y cuál es la iglesia verdadera. Así, ya he publicado mi libro sobre la existencia de Dios, pero queda abierta la cuestión: “Ok, Dios existe, pero… ¿se ha revelado en alguna religión en particular?”. A lo cual responderé en mi libro sobre la religión verdadera, mostrando racionalmente que el Cristianismo lo es. Pero allí quedaría abierta todavía otra cuestión: “Ok, el Cristianismo es la religión verdadera, pero hay muchos grupos que se proclaman el verdadero Cristianismo… ¿hay alguno de ellos en particular que tenga la plenitud de la fe cristiana?”. Eso lo abordaré, a través de la Biblia, la historia y la razón, en el tercer libro de “la serie” al final del cual estará mi “historia de conversión”.